Todo lo que necesitas saber para tu primer día en una universidad internacional

Publicado por

Después del arduo proceso de selección, de los meses de preparación y espera, de las despedidas y de la mudanza a otro país, llegó el tan esperado momento: ¡tu primer día en la universidad internacional! Pero tranquilo, no hay de qué preocuparse, es normal estar lleno de nervios. La ansiedad y la inseguridad forman parte del paquete y luego ya estarás adaptado y te sentirás parte de la comunidad del campus.

Con el fin de ayudarte a prepararte, hemos reunido a continuación algunos consejos importantes para tu gran primer día de ¡estudios en el extranjero!

1. Tu llegada

Una de las formas de estar más tranquilo en tu primer día de clase es programarse para llegar a la ciudad con algún tiempo de anticipación - dos semanas estarían bien. Así, puedes arreglar tu habitación con calma; hacer un tour por el campus para conocer lugares importantes, como los salones, comedores, biblioteca, etc.; descubrir los puntos más importantes de la región que formará parte de tu rutina como mercados, restaurantes, bares, lavanderías, parques públicos, gimnasio, ente otros.

Al familiarizarse con el lugar con anticipación, se disminuye un poco el nivel de "rareza" y ansiedad del primer día. También trata de agendar un horario con algún profesor u orientador disponible en la universidad para conversar sobre tu plan de estudios; y, por supuesto, trata de reunirte con otros nuevos estudiantes del campus para algún tipo de encuentro informal. ¿Qué tal una comida multicultural? ¡Así, ya tendrás la compañía para tu primer día en la universidad!

Recuerda: muchas personas (de todo el mundo) están en la misma situación que tú. Son nuevas en el país, están lejos de casa y ansiosas para comenzar la "nueva vida" en la universidad. ¡Ayúdense unos a otros y ustedes harán amistades que durarán toda la vida!

2. Orientación

Las universidades internacionales suelen tener algunos días de inducción y orientación de alumnos nuevos, muchas veces con la ayuda voluntaria de estudiantes antiguos. Aprovecha cada uno de estos eventos para conocer e informarte al máximo antes del inicio de las clases.

La semana de orientación es fundamental para aprender sobre:

·       La ubicación de todo lo que necesitas en el campus;

·       El horario de tus clases;

·       Tus profesores y orientadores;

·       La vida social en el campus;

·       El horario de funcionamiento de los servicios de la universidad, como la biblioteca, gimnasio, comedores y laboratorios;

·       A quién recurrir si tienes cualquier problema o duda;

·       Cómo abrir una cuenta bancaria en el país;

·       Cómo resolver los últimos detalles de la inmigración (por ejemplo, algunos países exigen que te registres para la residencia después de la llegada);

·       Cómo unirse a clubes y organizaciones estudiantiles.

¡Y mucho más! Además, esta es una excelente oportunidad de hacer amistades con otros estudiantes internacionales y nativos que también están empezando en la universidad.

3. Decidir tus clases

En algunos países a pesar de que en los primeros semestres la mayoría del curso exige algunas materias obligatorias y fundamentales, es el estudiante el que decide, por lo menos ,parte de su currículum de acuerdo con su área de estudio y área secundaria (major y minor).

Así, necesitarás inscribirte en las asignaturas dentro del plazo adecuado y mientras haya vacantes. Por supuesto, tu paquete de admisión contendrá información sobre cómo hacerlo - a veces es por el sitio web oficial de la universidad, a veces es personalmente en alguna secretaría o directamente con el profesor.

Si estas dudoso de lo que elijas, las instituciones suelen ofrecer los servicios de algún orientador académico que te ayudará a trazar un plan de estudios y, con él, elegir qué disciplinas quieres cursar.

Ah, y no olvides de arreglar previamente cualquier detalle relacionado con tu matrícula. Tal vez tengas que presentar algún documento a la secretaría internacional de la universidad, pagar alguna tasa que falte o cualquier otra cosa que legalice tu situación en la universidad.

4. Materiales

Por supuesto, debes haber recibido una lista de materiales que necesitarás para el primer semestre de clase. Generalmente, hay dos formas de adquirirlos: comprar los libros nuevos en la librería de la universidad / de la región o por internet; o bien comprar los libros usados de otros alumnos. Es común encontrar anuncios por el campus o en las redes sociales de la universidad. Si eres de los que no les gusta tener materiales nuevos en papel, esta es una forma de ahorrar un poco.

Sin embargo, independientemente de cómo prefieres comprarlos, ¡es importante tener todo el material preparado para el primer día de clase!

5. Planifica tu ruta con anticipación

Este factor dependerá de la ubicación de tu alojamiento. Si vives dentro del campus, podrás caminar hasta tus clases. Ahora, si prefieres vivir fuera del campus, necesitarás aprender el camino hacia la universidad y definir el tipo de transporte que utilizarás. Si tu plan incluye alimentación debes también considerar los horarios de funcionamiento de los comedores universitarios, así tienes tiempo de ir a la clase bien alimentado

¿Autobús, metro, bicicleta? ¿Cuáles son los horarios de la línea de transporte más cercana? ¿Acostumbras a tener tránsito en el camino? Analiza tu ruta con antelación y, de preferencia, realiza un ensayo algunas veces para evitar llegar tarde en tu primer día.

6. Entender las costumbres universitarias del país

¿Cuál es el formato de las clases de la universidad? ¿Tradicional con pocos estudiantes o en estilo auditorio con decenas de estudiantes? ¿Los alumnos suelen tener cuadernos y hacer anotaciones a mano o llevan portátiles al salón de clase? ¿Hay debate entre los alumnos durante las clases? ¿La participación en clase cuenta en la nota de la materia? ¿Necesitaré hacer algún tipo de tarea en la primera semana?

 

No tengas miedo de hacer preguntas, despeja todas tus dudas y consigue información importante para que te sientas más confiado y preparado para el primer día. Tener el material adecuado y entender las costumbres de la vida universitaria local va a eliminar aquella sensación desagradable de "pez fuera de agua" que puede persistir en los primeros días de adaptación.

 

7. ¡Diviértete!

 

Después de adaptado, con una rutina bien definida, recordarás la primera semana con mucho cariño y hasta vas a encontrar gracioso cómo te sentiste desesperado e inseguro en aquellos días iniciales. Con el tiempo, todo funciona. Por lo tanto ¡trata de divertirte el primer día!

 

Date un tiempo para comprender la inmensidad de lo que estás viviendo. Estudiar en una universidad en el extranjero es un logro increíble y crecerás exponencialmente con la experiencia. Intenta llevar el cambio con ligereza y no ser tan duro contigo mismo. ¡Disfruta el momento y buena suerte!