Te presentamos los beneficios a largo plazo de saber inglés

Publicado por

Aprender inglés representa te brindará múltiples ventajas, más allá de los beneficios  culturales y comunicativos que en sí representa. Las personas que aprenden una segunda lengua desarrollan mentes más fuertes y su materia gris aumenta significativamente, aumentando su capacidad cognitiva.

Los beneficios del aprendizaje del inglés también son a largo plazo, pues aprender varios idiomas puede retrasar la demencia senil. Según un estudio realizado a 184 pacientes mayores en Canadian Memory Clinic, “La edad promedio de los pacientes bilingües que desarrollaron demencia senil era de 75 años, mientras que los pacientes que solo hablaban un idioma desarrollaron la enfermedad a los 71 años”.

De acuerdo con estos hallazgos, la estructura del cerebro humano cambia por la experiencia de la adquisición de un idioma, y se ha demostrado que las personas que estudian una lengua extranjera pueden encontrar más soluciones para un mismo problema.

Además, los estudiantes expuestos a una lengua extranjera por cuatro o más años tienden a tener mejores resultados en los exámenes de admisión para la universidad y mejoran sus habilidades matemáticas.

Experimentos realizados por Kovács, demuestran que “Bebés de siete meses nacidos en un hogar bilingüe aprendieron a suprimir una respuesta aprendida previamente, y actualizaron sus predicciones de acuerdo con las nuevas condiciones de la tarea que estaban realizando (predecir en qué parte de la pantalla iba a aparecer un muñeco después de escuchar una señal)”.

Ahora te enumeramos 10 de las principales ventajas de ser bilingüe:

1.      Mejora la concentración: saber dos idiomas separados sin mezclar sus vocabularios ni gramática implica que el cerebro es capaz de concentrarse y evitar distracciones.

2.      Incrementa la agilidad mental: el cambio constante entre dos o más idiomas desarrolla las partes del cerebro, que controlan el cambio entre diferentes corrientes de pensamiento. Este control mental permite que las mentes bilingües sean más flexibles y pueden realizar varias tareas simultáneamente.

3.      Optimiza la capacidad para solucionar problemas: las personas que hablan dos idiomas tienen más agilidad mental, más capacidad para almacenar y procesar la información, y son capaces de superar de manera creativa los obstáculos.

4.      Te hace más competitivo a nivel laboral: saber inglés te dará las herramientas necesarias para relacionarte con clientes extranjeros y esto te abrirá las puertas en el mercado laboral.

5.      Estimula la memoria: está demostrado científicamente que las personas bilingües son más resistentes a enfermedades relacionadas con la salud mental, como el Alzheimer debido al hecho de ejercitar constantemente el cerebro.

6.      Mejora las habilidades sociales: el dominio de otro idioma hace posible la comunicación con un mayor número de personas dentro y fuera del ámbito laboral.

7.      Viajes más placenteros: poder comunicarse con personas nativas  hace que los viajes sean más agradables y tengan menos estrés.

8.      Facilidad para aprender un tercer idioma: es más difícil es aprender un segundo idioma, pues ya con el tercero y los restantes, el proceso se simplifica. Las distintas partes del cerebro ya están entrenadas para controlar el cambio entre las actividades del pensamiento.

9.      Mejora la movilidad: una persona bilingüe tiene la posibilidad de moverse por gran parte del mundo sin la barrera del idioma.

10.  Permite el acceso a otras culturas: hablar idiomas es una palanca para integrarse en otras culturas.

El bilingüismo según la BBC

Rebecca Callaghan, académica de la Universidad de Texas, declaró a BBC Mundo, que las ventajas del bilingüismo son aún más contundentes en generaciones recientes, pues los jóvenes que están entrando ahora al mercado laboral buscan empleo en empresas que tienden a operar en mercados más globalizados, y por tanto sus empleadores aprecian más las ventajas de hablar varios idiomas.

"Uno de cada cuatro niños estadounidenses tiene al menos un padre extranjero", dice la experta. Pero la apreciación por los idiomas distintos al inglés no se limita a los inmigrantes, asegura. "Muchos estadounidenses muestran más receptividad ahora a que sus hijos sean bilingües", dice Callaghan.

"Hoy es más común que padres acomodados, de clase media, se esfuercen para encontrar programas bilingües voluntarios en las escuelas para asegurar que sus hijos tengan exposición a otro idioma", agrega.