Diferencias entre prácticas profesionales, experiencia laboral y cursos basados en trabajo

Publicado por

Algunos consideran que el mejor ambiente de aprendizaje es el lugar de trabajo. Aunque los títulos y las habilidades o aptitudes son muy valiosas, las empresas en procesos de reclutamiento de personal a menudo ven un plus en aquellos con experiencia real y aplicable.

A pesar de esto, las universidades no siempre ofrecen a los estudiantes opciones de prácticas laborales, ya sea por un periodo académico o un año. Es frecuente que se espere que el estudiante encuentre y concrete estas oportunidades de práctica laboral, en los periodos de vacaciones o inclusive, en los periodos cortos de receso académico de una o dos semanas.

Prácticas profesionales cortas

Es una pena, ya que hoy los programas de prácticas son altamente demandados (especialmente para compañías atractivas y con buena reputación). Esto significa que tienes que planear con el suficiente tiempo y contar con la suerte de ser seleccionado. (Irónicamente, ¡algunas de estas prácticas piden experiencia laboral previa!).

Estas prácticas profesionales cortas también pueden ser complejas, ya que no existe garantía de obtener pago por ellas. Muchas veces, el “pago” es la experiencia que adquieres. Esto puede ser especialmente difícil para los estudiantes, debido a que:

A) Puede ser muy costoso pagar por transporte, equipos, vestimenta apropiada, etc. 

B) Pérdida de ingresos potenciales en un trabajo diferente. 

C) Puede ser imposible para los estudiantes (especialmente para los internacionales) sostenerse económicamente fuera de los periodos de estudio (renta, comida, etc.).

D) Trabajar fuera del periodo académico podría ser problemático en temas de visado.

Además, las prácticas profesionales cortas son eso: cortas. Mientras una semana, o dos, o tres son sin lugar a duda más valiosas que no tener ninguna experiencia, al mismo tiempo, no son tan útiles como las prácticas de periodos completos o que permitan obtener más experiencia.

Cursos basados en trabajo

Afortunadamente, existen cursos que incorporan periodos o módulos de experiencia laboral real. Depende del área de estudio que se aplique esta modalidad. Es usual que cursos que involucran un rol específico tiendan a tener un elemento basado en el trabajo. Por ejemplo, los cursos de enseñanza (educación) tienden a tener más experiencia real que un título o grado en matemáticas.

Parte de la atracción de cursos “más amplios” es la opción de ciertos roles de trabajo que son aplicables después de la graduación, aunque es entendible que esto reduzca la cantidad de atención en el curso en sí. Aunque es posible que cursos como estos ofrezcan tiempo en el cual se te aliente a encontrar tu propia ubicación laboral, es importante investigar si estas oportunidades en verdad existen en el plan de estudios. Puede ser muy difícil saltarse un módulo o reorganizarlo si tu prioridad es lograr conseguir esta experiencia laboral.

No dejes que esto te desanime, las universidades motivan a los estudiantes en este aspecto aún si no son parte del curso. Es beneficioso para la Universidad tener el mayor número de graduados trabajando y ofreciendo oportunidades de trabajo a sus estudiantes, así sea por un corto periodo de tiempo, ya que esto aumenta el chance de que los estudiantes encuentren una posición en el futuro. De la misma manera, la Universidad podría ayudarte a encontrar una oportunidad o brindarte alguna otra forma de ayuda.

Experiencia Laboral

Siempre existen maneras de obtener experiencia laboral tradicional si no puedes encontrar un curso que contenga un periodo de tiempo específico para trabajar, o si no puedes lograr sostenerte por fuera del periodo de estudio mientras obtienes experiencia. Esto va a depender de cuál es tu objetivo en cuanto a experiencia laboral.

Puede que algunas personas no estén buscando experiencia laboral específica. Después de todo, no todos los estudiantes universitarios van a terminar trabajando en su área de estudio. Es frecuente que los estudiantes se encaminen en un área que les dé la oportunidad de elegir entre un número de opciones, ya que puede que sientan que necesitan más experiencia de vida, o laboral, para poder tomar decisiones acertadas. Esto es particularmente cierto para estudiantes que buscan estudiar fuera de su país. Una de las razones más comunes para estudiantes que buscan educación internacional es aprender un nuevo idioma o simplemente obtener experiencia laboral en cualquier lugar, no necesariamente relacionada con su curso.

Si cualquiera de estos es el caso, entonces se vuelve más fácil encontrar la experiencia laboral adecuada, ya que aumentan las más opciones. Obviamente, estas formas de experiencia laboral son menos integradas a tu carrera y tendrás que asegurarte que puedes aplicar (especialmente en términos de visa) y que tendrás suficiente tiempo para trabajar en la industria de servicios (un sector en el que muchos estudiantes consiguen trabajo por la facilidad de empleabilidad y por la práctica de idiomas y experiencia laboral que proveen).

Estos tipos de trabajo pueden ser beneficiosos comparados con prácticas laborales cortas ya que pueden ser pagos, lo que te ayuda con el sostenimiento si trabajas fuera del periodo académico. También es muy útil, ya que puede ayudarte a pagar por tu carrera en términos de renta o costos de matrícula.